DRAMA: ALQUILAR EN BARCELONA

Si piensas en mudarte a Barcelona ya sabes que el tema del alquiler de pisos está bastante jodido muy complicado. Precios desorbitados, fincas en mal estado, calles ruidosas y, lo peor, estafas por doquier.

Aunque tanto el ayuntamiento y los propios vecinos luchan como pueden contra todo este tipo de abusos, saber un poco cómo funciona el mercado de alquileres en la Ciutat Comtal ayuda sobremanera. No es que yo sea un experto en el tema, pero esto es lo que he aprendido durante estos años.

Ada Colau se ha tomado muy en serio el tema de la vivienda.

Para empezar, por mucho que nos duela al bolsillo, las agencias siempre dan mayor seguridad. Alquilar a particulares suele ser más barato pero a la larga nos pueden cargar de problemas. No son pocos los casos de anuncios falsos que solo pretenden sacarte el dinero o de particulares que, al querer abandonar el piso y aún dejándolo en perfecto estado, se niegan a devolverte la fianza (a mí me ha pasado y luego es un rollo meterse en juicios y demás). Sin contar que, precisamente los particulares, son los menos dados a hacerse cargo de los problemas ajenos al uso habitual que puedan surgir en el inmueble. Y es que las fincas de Barcelona son bastante antiguas y las instalaciones de agua y luz suelen dar bastantes problemas. Así que, primer punto: si buscas piso completo, busca por agencia.

Cuanto más te alejas del eje central, más barato sale.

La búsqueda de hogar es otro drama. Hay pocos pisos y habitaciones disponibles y los que hay son caros. La clave está en acotar, tener claras las prioridades (tamaño, distribución, cercanía al trabajo, buena situación) y buscar de más a menos. Pero, sobre todo, buscar con tiempo. Si eres un joven estudiante que va a estar solo una temporada, lo normal es buscar una habitación. Pon tu anuncio en tus redes sociales badoo grindr Facebook, InstagramBadi, habla con gente de la ciudad y, sobre todo, trata de hacer contactos allá donde puedas. Mejor entrar en un sitio de confianza. Si nada de esto funciona no te queda otra que navegar por la red. La zona centro suele estar hiperocupada así que a veces sale más a cuenta mirar habitaciones en Hospitalet o Badalona, que están a 15 o 20 minutos del centro en metro, que volverse loco por encontrar lugar en el Raval.

Las mejores épocas para encontrar piso suelen ser entre diciembre y junio. Asegúrate de que no sea una zona excesivamente ruidosa o muy turística, comprueba que no sea un piso caluroso y, si finalmente das con lo que estabas buscando, mira bien lo que firmas y guarda bien el contrato del piso.

Servicio a turistas Foto de @ikitus #barcelona #photo #ciutadella

Una publicación compartida de ATZUR (@atzurweb) el

Pero, sobre todo, ayuda mucho estar ya aquí. Desde la distancia pueden mirarse las opciones, pero no queda otra que ver los pisos in situ y se agiliza el proceso. Además, la visita al inmueble, la firma del contrato, la entrega de llaves… todo debes hacerlo tú mismo en persona y revisarlo al dedillo. O corres el riesgo de perder tu dinero.

Espero que algunas de estas recomendaciones os sirva de algo. Con mi primer piso en Barcelona tuve cientos de problemas de toda índole, pero con este segundo en el que vivo actualmente la verdad es que todo ha sido muy fácil. La experiencia y la precaución es un grado.

Recordad que si sois de Barcelona y tenéis un piso o una habitación para alquilar (con un precio ético, nada de timar al personal) puedo colocar vuestro anuncio en mis redes sociales.

https://www.facebook.com/sobrevivebcn

También podéis compartir vuestras experiencias, consejos y visiones del tema en los comentarios. Si ha suficientes quizás los recopile en un próximo artículo.

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. MODERNAS DEPENDIENTAS: el musical – Sobrevivir en Barcelona
  2. COME BARATO EN BARCELONA (I): AHORRA EN LA CESTA DE LA COMPRA - Sobrevivir en Barcelona

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*