COME BARATO EN BARCELONA (I): AHORRA EN LA CESTA DE LA COMPRA

mercat de sant antoni

En Barcelona el alquiler de los pisos es caro pero salir a comer fuera, comprar platos preparados, hacer la compra en el supermercado o pedir a domicilio no tiene por qué serlo tanto si sabemos dónde encontrar las ofertitas los lugares adecuados. De hecho existen bastantes opciones de alimentación y restauración a precios competitivos en casi todos los barrios. En este primer artículo vamos a centrarnos en cómo llenar nuestra despensa y comer sano ahorrando tiempo y dinero descubriendo cuáles son las tiendas más económicas y supermercados más baratos de la Ciudad Condal.

COMPRAR COMIDA BARATA EN BARCELONA

  • Compra la fruta y verdura en las tiendas del barrio.

    A no ser que haya ofertas, la fruta en el súper tiende a ser cara y bastante insípida. En Barcelona hay decenas de fruterías en cada barrio con precios muy competitivos que rondan el euro el kilo. Hay lugares con producto de mayor calidad y otros más de batalla, pero por lo general se pueden encontrar buenas piezas a bajo coste. Tomates, zanahorias, cebollas, berenjenas, calabacín, plátanos, paraguayos… suelen tener bastante calidad en casi todos los locales. Con otras frutas y verduras y, concretamente, con las patatas hay que tener un poco más de cuidado porque en ocasiones el estado de conservación puede no ser el óptimo.

    En algunos barrios hay verdaderas gangas. En la zona del Raval, Sant Antoni y Poblesec, concretamente en las calles Joaquim Costa, Sant Antoni Abad, Cera y Ronda Sant Pau hay locales con productos a muy buen precio. Y cada día abren más, así que es fácil encontrarlos. No suelen ser especialmente vistosos pero son económicos. Eso sí, cuidado con el producto que ya esté cortado y no esté refrigerado: las bacterias proliferan con facilidad y la higiene de algunos establecimientos puede ser bastante peculiar.

    Muchas de estas tiendas tienen también bebidas frías y otros alimentos orientados a turistas o compras de última hora y suelen precios elevados.

    Por lo demás, recuerda que una dieta basada en frutas y verduras siempre es más saludable y barata.
  • Los supermercados más baratos.

    Lidl, Mercadona y Aldi son las tres marías los tres súpers más económicos en Barcelona e ideales para hacer una compra grande, variada y con buenos productos de marcas blancas. Lidl y Aldi además están en batalla contante contra Mercadona y puedes encontrar muchos descuentos y promociones interesantes, además de productos temáticos (y exóticos) internacionales de forma temporal. Mercadona, por otro lado, tiene en general precios ajustados y estables aunque sin tantas ofertas, pero es más fácil encontrar una gran variedad de productos específicamente diseñados para el mercado patrio.

    *AVISO durante los meses de pandemia algunos productos de Mercadona han aumentado ligeramente su precio. Más info aquí.

    En BonÀrea destacan los precios y la calidad de las carnes, huevos y, sobre todo, los platos preparados, que son baratísimos. El resto de productos son algo más caros que en otras tiendas. Por cierto, tienen una tienda online que no está nada mal aunque hay que ir con cuidado porque la caducidad de sus productos tiende a ser corta.

    En Dia las conservas, los lácteos y derivados y algunos platos preparados, sobre todo cuando están de oferta, son muy interesantes por su relación calidad/precio. El resto de productos no suelen tener tanta calidad aunque el precio en sí no esté mal. Siempre y cuando compres la marca blanca. Muchos Dia son franquicias y depende de la zona (si es más o menos turística) tienen precios algo más elevados y funcionan un poco como un badulaque, pero también abren hasta más tarde y en días festivos (alternativa ideal a los 24H) y puedes encontrar algunos productos más exóticos. Durante el encierro los Dia de Raval y Sant Antoni que estaban abiertos (algunos cerraron) curiosamente tenían menos aglomeración de gente así que, aunque fueran algo más caros, merecía la pena ir a hacer la compra allí.

    Bonpreu, Caprabo, Carrefour, Condis, Consum, Jespac, Suma, Spar… tienen marcas y productos de calidad pero son para pijos con precios menos competitivos. Son muy bonitos, con mucha fantasía y, por lo general, en zonas turísticas o en barrios de clase media o alta, pero bastante caros en general.

    Mención aparte merece Alcampo. Se supone que el de Diagonal Mar es el más barato de Barcelona y lo cierto es que es ENORME y tienen DE TODO. Pero el que hay en el Gòtic la verdad es que muy para turistas y tiene bastante mala fama.
  • Evita los 24H y similares.

    Los supermercados de amplio horario de apertura nos solucionan la vida y van de perlas para adquirir productos a última hora que habíamos olvidado comprar, pero son tan útiles como caros, así que olvídate de hacer ahí la compra de la semana.

    En Japón se les denomina konbini y en Barcelona se les llama básicamente pakis por estar en su mayoría regentados por personas del sudeste asiático. O badulaques, en referencia al supermercado de Apu de Los Simpson. ¿Un poco racista el tema? BASTANTE. Más que nada porque a los que están en las gasolineras se les llama 24H y punto. Pero si alguien te dice «bajo al paki a comprar cervezas» que sepas al menos de qué te habla (y que sea consciente de lo que le van a clavar por las mismas).
ofertas lidl 2020
  • Aprovecha las ofertas.

    Parece una obviedad, pero ahí te puedes ahorrar MUCHA pasta, sobre todo con productos de despensa en conserva o no perecederos. Lo único a tener en cuenta es no caer en la tentación de comprar nada más que lo necesario. Las empresas te atraen con las ofertitas y luego te enganchan con el resto.

    La mayoría de supermercados tienen apps que ofrecen descuentos adicionales además del típico folleto con ofertas semanales o mensuales y te puede ayudar a organizar una buena despensa con productos básicos en conserva o no perecederos. Muchas de estas apps usan luego tus datos, así que revisa bien la información que estás cediendo.

  • Come sano.

    Lo he comentado al principio, realmente tener una dieta saludable a la larga, además de sana, es un ahorro para el bolsillo. Una cesta de productos básicos: legumbres, leche, huevos, frutas, verduras, frutos secos, cereales, carne y pescado puede suponer un gasto de una media de 40 € por persona y semana. Incluso menos.

    Para los pocos aficionados al bello arte de la cocina el microondas puede ser de gran utilidad y existen miles de recetas fáciles y rápidas. También una buena olla exprés junto con un buen ejército de tuppers nos facilitan mucho el trabajo.

    Aquí tienes algunas recetas muy ricas y realmente baratas y fáciles de hacer.

    http://atzur.es/blog/tag/receta/

Espero que estos consejos te sirvan y si tienes alguna aportación, ¡no dudes en dejarla en los comentarios!

2 comentarios

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*