SOBREVIVIR A UNA PANDEMIA EN BARCELONA

Quién me iba a decir a mí que al final lo de «sobrevivir en Barcelona» iba a ser LITERAL con una pandemia mundial en ciernes que, lamentablemente, está costando controlar.

Para empezar, quedaos en vuestra puta casa. Así en general. Ni higiene de manos, ni mascarillas, ni guantes ni su puta madre. Encerraos hasta que pase la tormenta de contagios por el Covid-19 de los cojones y salid lo imprescindible. A comprar una vez por semana, tirar la basura, sacar al perro y ya. Que veo a la gente de mi barrio dándose unos paseos constantemente que no son ni medio normales.

Y luego, al margen de eso, aquí van una de serie de consejitos de cosas que estoy viendo que me están funcionando estos días y que quizá te puedan servir a ti también para no volverte loca en casa y acabar haciéndote un Britney calva en 2007 o, peor aún, afeitándote la barba.

1. HACER UNA DIETA SANA

Estamos encerrados en casa como un nini random por lo que hincharnos a comer guarradas no es la solución por mucha ansiedad que nos de vivir la puta gentrificación y especulación en una habitación interior de 6 metros cuadrados en el centro de Barcelona con cinco compañeros de piso más. Es el momento ideal para volver a comer de forma saludable, con las típicas ensaladitas con atún y demás, las cremas de verduras con poca patata, pollo con arroz y verduras, pescados a la plancha y bajar las cantidades de dulces, pizzas y hamburguesas.

2. HACER EJERCICIO EN CASA

El sedentarismo es una puta mierda. Toda esa gente que aboga por el yoga, el mindfull, el coaching y otras chorradas varias, bloqueadla y reportadla por SPAM. Estar en casa sin moverte todo el día frente a la tele, el ordenador o mirando el móvil en el sofá NO ES BUENO. Haz lo posible por mover el cucu, esto no va de salir en la portada de Men’s Health, esto va de que la depresión, la ansiedad y varios trastornos físicos están a la vuelta de la esquina si tu plan para pasar esta cuarentena es estar todo el día en plan seta. Hay miles de videotutoriales para entrenar en casa de forma eficiente, la mayoría realizados por hombres sin camiseta. No hay excusas.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de ATZUR (@atzurweb) el

3. PON EN ORDEN TUS COSAS

Ahora vas a tener mucho tiempo libre por delante. Es hora de hacer limpieza, reordenar nuestras cosas, plantearnos qué queremos hacer con nuestra vida y ver y analizar también cómo va a estar el patio cuando pase esta crisis. Es tiempo de informarse, de formarse y de no dormirse en los laureles. Actualiza tu curriculum, tu linkedin, mira qué cursos online te interesaría hacer… Si tienes un negocio propio y está cerrado debido al Estado de Alarma, aprovecha para actualizar tu web y redes sociales, hacer números, mirar opciones, innovar, etc. Hacer una pausa no tiene por qué ser algo negativo si luego puede recuperarse el tiempo forzosamente perdido ofreciendo un mejor servicio y ampliando el nicho de comunicación al que lanzarlo con una campaña adecuada.

4. INTENTA DESCONECTAR DEL DRAMA

Sal al balcón o a la ventana a que de té el aire un rato, ponte música, baila, juega, salta… bueno, esto empieza a parecer una programa de Xuxa, pero ya sabes a qué me refiero. Este confinamiento se está haciendo duro para mucha gente, pero no queda otra y cada uno tendrá que encontrar la fórmula para conseguir sobrellevar el encierro que, según parece, va para largo. Intenta rodearte virtualmente de gente que te aporte cosas, retomar el contacto con aquellos que hace tiempo que no hablas y pasa completamente, ahora más que nunca, de toda esa gente tóxica que se comporte con condescendencia, pasivoagresividad y solo te aporte estrés y negatividad.

5. AUTOCONTROL Y SENTIDO COMÚN

Cambia el sexo por cybersexo, aprovecha para dejar de fumar y de consumir otras drogas, intenta no saturar los supermercados con compras innecesarias, aprovecha para comer más frutas, verduras y legumbres (es más fácil comprar en las tiendas del barrio, mucho menos concurridas y sin colas), sé práctico y tira de alimentos en conserva y congelados simples (no ultraprocesados), sigue las normas de higiene y que no cunda el pánico ni la histeria sin perder la responsabilidad ni el bien común.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*